Oficina de Coordinación de Defensa Planetaria. Puede sonar a película de ciencia ficción gobernada por Weyland Yutani mientras Will Smith intenta salvar al mundo infectando una nave alienígena con una Mac, pero lo cierto es que es tan real como la vida misma, al menos el nombre y las intenciones de la NASA.

La agencia espacial norteamericana ha puesto en marcha un nueva oficina dentro de sus competencia para estar lista en el caso de que un asteroide pueda poner en peligro nuestro planeta y la vida que alberga. Ahora, la Oficina de Coordinación de Defensa Planetaria es totalmente oficial con un presupuesto de 50 millones de dólares para las observaciones objetos y asteroides.

De momento, no tenemos ninguna amenaza inminente, pero la NASA ya se prepara para un hipotético fin del mundo y está trabajando en la formulación de posibles contramedidas contra un asteroide -y no, Bruce Willis no está invitado esta vez-. Es que es de agradecer que la NASA se preocupe por un asunto que, preocupa a parte de la opinión pública. Y es que todos hemos visto demasiadas películas, pero esta vez, rigor de la NASA va por delante.